Abeto

    Este árbol pertenece a la gran familia denominada “abeto”, de la cual hay muchas especies curativas. Tradicionalmente asociamos este árbol con la navidad, pero tiene grandes beneficios para la salud que ayudan contra los problemas respiratorios, los dolores musculares y de las articulaciones.

     

    abeto

     

    El abeto es un viejo remedio usado en una variedad de enfermedades. En épocas antiguas, los baños con abeto se utilizaron para fortalecer a los débiles y los que se recuperaban de alguna enfermedad,  para la curación de los huesos y el dolor en el pecho. La fragancia del árbol de abeto se consideraba un verdadero elixir para las enfermedades pulmonares. Se aconsejó a los pacientes con problemas de pecho que fueran de noche en un bosque de abetos, donde las emanaciones etéreas de las coníferas tenían un efecto curativo. En invierno, solía ser habitual colocar agujas de abeto recién triturado y ramas en la cabeza de un paciente con problemas de pecho. Los brotes de abeto y el jarabe de miel con virtudes curativas se usaron en el tratamiento del asma, la bronquitis y la tuberculosis.

     

    ¿Como preparar una infusión y qué me ayuda a curar el abeto?

    La aplicación interna mediante tés tiene un efecto diurético y depurativo de la sangre, pueden ser tés de pinochas, botones, vástagos o de piñas. Puedes preparar un té con 5 gramos de pinochas en una taza de agua hirviendo y dejar hervir por 10 minutos (dos tazas al día). Esta infusión tiene un gran poder curativo en el tratamiento de resfriados, ronquera, catarro, tos, gripe, laringitis, hinchazones, asma, enfermedades de la garganta, de los nervios, de los pulmones.

    La resina fresca, colocada en un recipiente con agua hirviendo, libera esencias balsámicas en el ambiente que son útiles para trastornos respiratorios; además, se obtiene un efecto desodorante y purifica el aire.

    El tomar tres tazas al día de este té,  antes de cada comida ayuda a contrarrestar las enfermedades de las vías urinarias y de la vejiga como la cistitis. Para ello es recomendable hervir 2-3 gramos de conos y hojas en 100-150 ml de agua durante 15 min.

    Si quieres evitar el mal olor y los hongos debes poner a hervir dos litros de agua por 5 minutos y luego colocar una piña de abeto cortada en trocitos pequeños y agregarle un puñado de hojas.

    Afonía: Preparar una tisana con los conos y las yemas (40 gramos aproximadamente) dejados en infusión en medio litro de agua hirviendo durante 15 minutos. Endulzar con miel y beberlo en tacitas durante el día.

    0 0 votes
    Article Rating
    Subscribe
    Notify of
    guest
    0 Comments
    Inline Feedbacks
    View all comments